S.AmericaMapa copy.jpg
 

Dietas de Tabaco y Plantas

 

Una dieta es el término usado para describir el proceso de aprender de una planta. A diferencia de leer un libro para aprender acerca de una planta, es una práctica directa para aprender de la planta misma. De esta forma se dice que las plantas nos enseñan. Podemos aprender y sanar usando la planta como un medio para abrirnos a este espacio de luz. Diferentes plantas tienen propiedades distintas de sanación y pueden enseñarnos cosas diferentes. Cada planta puede sanar condiciones específicas y también tiene la habilidad de enseñarnos acerca de su propia y distintiva luz . Finalmente todas las plantas nos apuntan hacia una misma verdad, aquella que somos. Estas plantas nos estan enseñando sobre la naturaleza y sus leyes, de nosotros, nuestro lugar en este planeta, y nos abren a otros mundos más lejanos. Después de todo, nos están enseñando a estar en armonía, a estar en paz, y a vivir en concordancia con la verdad, con el conocimiento, y no hablamos del conocimiento de los libros, sino el conocimiento experiencial. 

Una dieta usualmente consiste en entrar en aislamiento por un periodo de tiempo designado; este podría variar entre unos días a unos meses. El proceso en el que trabajamos se da en series de dietas de diez días, aunque la duración puede ser extendida o recortada dependiendo de la condición del dietero. Durante este tiempo el participante se queda en su cuarto, separado del resto. Él restringe su comida a algo muy ligero, muchas veces jugo o sopa, y sólo desayuno y almuerzo. La medicina de la planta es ingerida cada noche y es tomada con la guía del curandero quien acompaña al paciente por la duración inicial de la experiencia, la cual puede ser intensa. Después de tomar la planta y posiblemente purgando, el dietero y la planta medicinal continuarán trabajando en sus sueños. Esta medicina usualmente despierta fuertemente el sueño del mundo lo que regularmente nos trae información sobre los procesos de limpieza que se esta realizando. El curandero esta disponible para preguntas y para guíar, pero mucho del proceso se realiza en aislamiento con sus propios pensamientos, mente y ser. De esta forma patrones repetitivos, creencias, miedos, y eso que nos mantene atrás puede ser sacado a la luz y eventualmente  liberado.

La planta específica con la que trabajarás dependerá del diagnóstico hecho por el curandero. Las plantas son dadas específicamente para aquello que luce ser beneficioso para el paciente. Muchas de las plantas son árboles, los que tradicionalmente son vistos como el puente entre el cielo y la tierra. Ellos son fuertes, viejos y sabios; y tienen la habilidad de ayudarnos a aprender. En el nivel físico tienden a ser muy limpiadores, limpiando nuestra sangre, estómago e intestinos – áreas donde tendemos a acumular enfermedades. En el nivel de la mente, nos ayudan a clarificar nuestros patrones de pensamiento, sistemas de creencias, y sistemas mentales que nos han estado reprimiendo. En un nivel energético nos ayudan a eliminar bloqueos, abriéndonos para que la energía de la vida pueda fluir libre de nuevo. Este es el mismo concepto de los meridianos en la Medicina Tradicional China o Ayurveda. 

En general, las plantas son administradas con Tabaco. El Tabaco es visto como la planta portadora, la planta que permite y regula la habilidad de otras plantas para trabajar. El Tabaco es visto como el abuelo planta, la energía ancestral que permite a todas las otras plantas existir. El Tabaco es una medicina fuerte, y un poderoso maestro por sí solo. Con frecuencia, el tabaco será la primera planta con la que se trabaja, ya que es el más poderoso limpiador del cuerpo en todos los niveles: físico, mental, y energético. 

Todas estas plantas trabajan primero limpiando el cuerpo. Como el cuerpo, la mente y las energías son purificadas, luego la sanación y la enseñanza pueden comenzar a suceder. Muchas veces este proceso de limpieza puede ser desafiante, debido a que con frequencia mucha purgación puede ocurrir. La acción del tabaco en forma liquida es más que nada como un potente emético,  y como una purga que apunta a la purificación de la energía. La purga puede tener la forma de vómitos, diarrea, llanto, temblores, lapsos de calor y frío, etc. Es importante mecionar que a diferencia de lo que sucede en nuestra cultura Occidental donde la purga tiene una connotación asociada negativa, las medicinas tradicionales en el Amazonas y el sistema Ayurvédico por ejemplo, concuerdan que es de extrema importancia realizar purgas de forma regular para poder detoxificar en los niveles energético, físico, emocional y espiritual, descargando y eliminando del cuerpo/mente impurezas y toxinas, incluyendo emociones y pensamientos negativos. A través de la purga, el paciente empieza a notar cambios como los de la liberación de energías estancadas y experimentando un nuevo sentir de paz interior.

Como con todas las medicinas de plantas fuertes, un verdadero deseo debe estar presente para trabajar con estas plantas. La experiencia no siempre es fácil, rara vez de hecho, pero los premios pueden ser increíbles si la persona tiene el deseo y coraje de tomar riendas del viaje.

 

El Rol del Curandero

 

La palabra curandero  de origen español puede ser interpretada como “el que cura” o “Sanador” o “doctor”. Existen diferentes tipos de curanderos. Hay los vegetalistas- doctores que trabajan con las plantas,  al igual que los herbalistas. Los curanderos – sanadores quienes tienen acceso a otros estados de consciencia y tienen la habilidad de guiar y sanar en esos espacios. Y también existen, en algunas tradiciones como Shipibo, Moraya -  los curanderos míticos quienes han alcanzado un nivel de maestría del mundo. Dentro del mundo de los curanderos existen diferentes especialidades. Algunos pueden ser ayahuasquero – un curandero cuya especialidad es el trabajo con la planta maestra ayahuasca. Hay sanangueros – un curandero especializado en el trabajo con la planta maestra chiric sanango. Hay los tabaqueros – un curandero cuya especialidad es el trabajo con la planta maestra tabaco. Y ciertos curanderos que  pueden especializarse aún más en áreas como problemas de salud de las mujeres, ajuste de huesos, atracción, etc.

La forma más fácil de ver a un curandero, quizás sea pensar en ellos como doctores. Son personas a quienes el paciente acude cuando se encuentra enfermo y necesita ayuda. El paciente puede tener un padecimiento físico, o como está cada vez más presente en nuestros tiempos, transtornos sicológicos como depresión, ansiedad, falta de gozo, pérdida de propósito de vida, traumas, dolores crónicos y similares. El curandero tal vez use plantas específicas para ayudar a tratar los síntomas físicos del paciente, pero potencialmente debe tratar de encontrar la raíz del problema.Y a menudo, la raíz debe ser levantada y retirada de la psique de uno.  Es aquí donde el conocimiento de las plantas maestras como el tabaco, la ayahuasca y los innumerables árboles y plantas intervienen. El curandero brinda al paciente plantas específicas que comenzarán a tratar de afectar la raíz de su enfermedad. Esto puede suceder durante una ceremonia como el trabajo con la ayahuasca. O tal vez suceda durante el proceso de una dieta, donde el paciente entra en aislamiento, restringe su dieta, y bebe su planta cada noche para sanar experiencialmente y aprender de ella. Algunas dietas son administradas específicamente para sanar ciertas condiciones, y otras dietas son ofrecidas para aprender de ellas, para “dominar”, o para adquirir a la planta como un aliado que nos ayuda a lo largo de nuestra vida.

El discípulo se convierte en curandero a través de un proceso muy intenso de trabajo con las plantas. Este proceso de realizar dietas de plantas usualmente involucra un periodo prolongado de aislamiento trabajando con diferentes plantas. El discípulo trabaja con un curandero quien quien se convierte en su maestro, o su profesor. El curandero ayuda a guiar al discípulo en su proceso de aprendizaje. Este proceso puede ser muy arduo. El acto de estar en aislamiento por periodos tan prolongados de tiempo pueden ser muy desafiantes para la mente. Esto obliga al discípulo a entrar en su mente y a empezar a aprender acerca de la naturaleza de la mente. Comiendo muy poco o nada durante largos periodos de tiempo debilita el cuerpo. Se dice que cuando el cuerpo es débil, el espíritu es fuerte. Y esto permite que la medicina penetre profundamente en cada discípulo. Pero los desafíos de renunciar a la comida por esos momentos también pueden causar una gran angustia. Y el proceso de ingerir plantas maestras de forma regular puede ser el aspecto más desafiante de todo. Esto eleva su sufrimiento, dudas, miedos, separación, y todos los bloqueos y traumas y el sistema de creencias al que hemos estados sujetos. Y a través de procesos de trabajo constante con las plantas, el discípulo comienza lentamente a ver dentro de su propia naturaleza. Comienza a aprender acerca de la realidad, de la condicion humanda, acerca de la naturaleza y sus leyes, y sobre cómo las plantas tienen la habilidad de abrirnos y ayudarnos a curar. 

A un cierto punto, después considerables años de entrenamiento, el discípulo lentamente comienza a trabajar. Esto en un principio puede llevar la forma de ser aprendiz de su maestro, y luego comenzando a administrar plantas él mismo, y eventualmente salir por su cuenta y trabajar como su propio curandero. Cada proceso del curandero es diferente y único para ellos. Buenos curanderos han atravesado un entrenamiento riguroso, un proceso profundo de reflexión propia, y han adquirido un conocimiento experiencial de trabajo continuo con las plantas. Y cuando el maestro siente que su aprendíz esta listo, los envía a comenzar a trabajar por sí solos. 

El curandero, a través de su propio proceso, aprende mucho. Él empieza su proceso de dominio propio y adquisición de su propio poder. Él ve y confía en el poder de curación de las plantas, quienes son una puerta a un poder aún mayor – ese del universo, de creación, de Dios. Él sabe que en el fondo no es él quien cura. Él es un guía creando un espacio, a través de su duro trabajo y dedicación, que  permite a sus pacientes experimentar el poder de sanación de esa fuerza superior. Él tiene la habilidad de guiar la medicina, de subir y bajar sus efectos, de saber las dosis, y de guiar al paciente durante las más desafiantes y hermosas experiencias. Este no es un rol para tomarlo a la ligera, como ese espacio, que si no se mantiene, puede abrir al paciente a posibles daños y sufrimiento. Es muy parecido a una cirugía de corazón abierto. Si tenemos nuestros corazones operados, ¡queremos asegurarnos que el cirujano ha hecho su entrenamiento! El curandero ha trabajado en sí mismo, ha entrado muy profundo en su ser, para que así pueda trabajar y ayudar a otros entrar en sí mismos.

 

Ceremonias de Tabaco y Ayahuasca

 

La ceremonia con plantas es un ritual en el que los participantes pueden experimentar el poder de sanación de las plantas sagradas.  Es importante que antes de unirte a este ritual leas un poco más sobre lo que vas a estar haciendo, sino, esto te podría sorprender.  Los pueblos indígenas han utilizado estas fuertes plantas medicinales por mucho tiempo.  Aun se debate sobre sus orígenes precisos y tal vez no sabremos quien las utilizo primero.  Pero sabemos que el uso de estas plantas empezó hace muchas generaciones, posiblemente mucho antes de que empezara la historia moderna.  La ceremonia con plantas es una parte integral de la vida de pueblos indígenas alrededor del mundo.  No es algo que se practicaba solo en una región sino que era un fenómeno global.  La ceremonia era un a oportunidad para que la gente se juntase y experimentara algo que sobrepasaba los limites de su experiencia cotidiana.  También actuaba como una especie de prueba, que desafiaba a la gente a superar sus limites.  En muchas culturas, las ceremonias con plantas se utilizan en ritos para pasar de la infancia, a la adultez. Son ritos que invitan a los jóvenes a autosuperarse y encontrar la fortaleza que existe dentro de si mismos.  Para todos, trabajar con estas plantas sagradas es una oportunidad de experimentar partes de nuestra conciencia que existen, pero de las que no nos damos cuenta en nuestra vida cotidiana.  Así que es importante recordar que lo que experimentamos cuando trabajamos con estas plantas es de hecho, real. Es nuestra experiencia. Y puede que sea tan diferente y fantástica, comparada con nuestras experiencias normales, que no creamos lo que esta sucediendo.  Pero, de la misma forma que nuestros ojos solo pueden ver una parte pequeña del espectro de luz, hay muchas cosas en este universo que no vemos en nuestro estado mental normal.

Estas plantas nos dan una oportunidad de juntarnos y experimentar algo diferente. Estas plantas son medicinales. Nos pueden ayudar a sanarnos en el plano físico y mental. Y estas plantas también son vida. Y comparten su vida con la de nosotros; en este ritual emerge una conexión entre el hombre y la planta, se fusionan energías, conciencias, o espíritus como se les llama en los idiomas nativos.  Todo esto puede ser un poco difícil de entender al principio, pero una vez que empecemos a trabajar con estas plantas, veremos que se pierde la necesidad de debatir o perderse en teorías, la experiencia con las plantas nos da un conocimiento que es tal vez, irreversible.  Solo hasta ahora se están empezando a estudiar los mecanismos biológicos que ocurren cuando trabajamos con estas plantas.  Y aunque seguramente es beneficioso saber como estas plantas interactúan con nuestro organismo, tal vez el saber exactamente como funcionan este mas allá de nuestro poder intelectual.  Es posible que el funcionamiento de estas plantas resida en el espacio de misterio del que venimos los seres humanos.  Al trabajar con estas plantas tenemos la posibilidad de acercarnos a ese espacio, a lo que somos, a nuestro ser mas verdadero.

Haz tus averiguaciones, y si decides participar en esto rituales ven con la mente y el corazón abiertos.  Acércate a este trabajo con respeto, humildad e integridad y de esta manera recibirás de las plantas lo que les has dado.   La ceremonia no es algo fácil. Es posible que ponga a prueba tu fortaleza, tu resistencia, tu paciencia, tu valentía y muchas de tus creencias.  Y esto es parte del reto y la experiencia de la ceremonia. Pone a prueba nuestra fuerza de voluntad. Nos invita a hacernos preguntas sobre todas nuestras creencias.  Y mientras nos entregamos a las plantas, las respuestas que hemos estado buscando se vuelven mas claras. Los traumas a los que nos aferramos empiezan a desvanecerse.  El miedo que teníamos es puesto en jaque. Y la esencia de lo que somos sale a flote.  

Dos ceremonias nunca son iguales.  Y una ceremonia nunca es igual para dos personas.  Sin duda, cada ceremonia te retara físicamente. Todas estas plantas con las que trabajamos actúan como purgantes.  Esto suele suceder en forma de vomito, pero las plantas también te pueden hacer defecar, sudar, temblar, llorar o reír. Te pueden dar escalofrío, fiebre o causar otro tipo de reacciones.  Es muy común que estas plantas hagan que tu cuerpo se sienta incomodo.  Pero es algo que va y viene.  El aprender a aceptar los efectos de las plantas será de gran ayuda para ti.  También es posible que al ingerir estas plantas, nuestra mente empiece a viajar a sitios que nos dan temor, sitios que nos dan alegría, lugares del pasado, o tal vez  a otros mundos.  Esto puede ser bastante impactante para los que estamos acostumbrados a controlar nuestras emociones o pensamientos.  La experiencia puede parecer demasiado dura. Pero, no lo es.   Algunos de los mejores concejos que recibí durante mi primera ceremonia se los paso a los demás.  Y es básicamente que estas plantas nos dan exactamente lo que necesitamos, y que nunca nos dan más de lo que podemos aguantar. Así que acuérdate, si la situación se pone difícil, es porque la planta te esta dando exactamente lo que necesitas en este momento, y tu tienes la capacidad de manejar eso.   Tal vez ‘manejar’ ni siquiera es la palabra correcta, porque eso implica que tienes que controlar algo. De pronto una mejor manera de pensar en esto es que vas a estar en paz con la planta,  y entregarte a la experiencia, sabiendo que todo sucede por alguna razón.

Las ceremonias normalmente se realizan de noche.  Generalmente empiezan a las ocho.  El espacio es purificado y después todos los participantes se juntan en un área común, y se sientan en un circulo.  Yo empezare por hacer algo de trabajo con mi tabaco.  Uno por uno, los participantes se acercaran a mi y tomaran una taza de la medicina. Dependiendo del numero de gente que este presente, este paso puede demorar algunos minutos, o hasta una hora.  Una vez que todo el mundo haya tomado la medicina, yo volveré a purificar la zona con el tabaco, recitare una oración y me pondré a cantar.  Después de que haya pasado algún tiempo, por ahí una media hora o cuando los participantes estén listos, cada uno se acercará a mi de nuevo.  Si estamos trabajando con tabaco, cada persona participará en un singuiado, que es ingerir tabaco en forma liquida por la nariz.  Después de que esto suceda yo cantare y utilizare mi chacapa (una maraca) sobre cada persona.  Después de que todos hagan esto se podrán relajar y entrar en su propia experiencia.  Yo seguiré cantando y trabajando con mi pipa.   La duración de la ceremonia puede variar, dependiendo de cuantos participantes haya.  Las ceremonias pueden variar en tamaño, de dos participantes hasta diez. Yo le recomiendo a todo el mundo que después de tomar las plantas sagradas, pasen la noche en el lugar de la ceremonia. El lugar de la ceremonia es donde se lleva a cabo nuestro trabajo, y aunque nos sintamos bien en algún momento y pensemos que nos podemos parar e irnos, es mas conveniente que nos quedemos.  Los efectos de las plantas pueden suceder en olas, y por eso es mejor quedarse en el lugar de la ceremonia toda la noche.  En la mañana los participantes pueden compartir sus experiencias si así lo desean, o yo puedo hablar con cada uno en privado también.  Una vez que comience el día los participantes pueden regresar a sus casas a la hora que deseen.

Si estas interesado en participar por favor registra tu email en esta página,  para que sepas cuando, y en donde, se llevarán a cabo las ceremonias. 

Acá hay algunas indicaciones para seguir antes de la ceremonia:

•Es muy importante tomar ciertas precauciones dietéticas antes de la ceremonia.  En las 24 horas antes de la ceremonia, y preferiblemente por una semana antes, debes seguir la siguiente dieta:

•No comer carnes [especialmente cerdo], no ingerir alcohol, especies, hielo o comidas congeladas.

•No comer sal, azucar, grasas, o comidas procesadas como enlatados, embutidos o comidas ahumadas.

•No comer lacteos o comidas fermentadas, esencialmente tu dieta debe consistir de vegetales y tal vez algo de frutas.

•No tener relaciones sexuales, o masturbarse.

•No ingerir drogas al menos por una semana antes de la ceremonia! Esto es muy importante, las drogas pueden tener un impacto muy negativo en tu experiencia ya que nuestros cuerpos se vuelven muy sensibles cuando ingerimos estas plantas sagradas. Si tienes residuos de drogas en el organismo, las plantas pueden tener efectos secundarios muy severos.  También debes tratar de no ingerir medicinas, como antibióticos, antes de la ceremonia. Si estas tomando algún tipo de medicina y no puedes dejar de tomarla por una semana antes de la ceremonia, por favor déjamelo saber.

•En los días previos a la ceremonia trata de entrar en ti mismo lo mas posible. Esto se puede lograr evitando chats en los computadores o los teléfonos celulares y estando mas tiempo solo, acercándote a la naturaleza o meditando.  Entre mas centrados estemos al llegar a la ceremonia, mas podemos aprovechar la experiencia.

•Usa ropa cómoda, que puedas ensuciar.  Es bueno traer varias capas de ropa ya que al ingerir las plantas el cuerpo puede cambiar de temperatura.

•Trae un balde en el que puedas vomitar.

•Trae al menos una botella de agua grande por si te sientes deshidratado

•Trae una cobija y una almohada

•Trae cleenex o papel higienico

•A cada participante se le entregara un mapacho [un cigarro de tabaco puro] Puedes traer tu propio tabaco puro si deseas fumar mas, pero los cigarrillos comerciales están prohibidos.  Trae fósforos o un encendedor también.

•Por favor no utilices ningún tipo de perfume o colonia durante la ceremonia. El sentido del olfato se puede volver muy sensible durante la ceremonia y a los otros participantes les podría afectar el olor de tu perfume.

 
 

Tabaco, Dietas de Plantas, y Refugios de Ayahuasca

 

Temple of the Way of Light

Visita el sitio web

Uno de los refugios originales en la cuenca del Amazonas cerca de Iquitos, Perú. El Templo del Camino de la Luz ofrece refugios de 12 días, 9 días,  y 21 días de duración de Ayahuasca y 10 días dietas de tabaco y plantas. El Templo trabaja con ayahuasca con curanderos Shipibos y tabaco con tabaqueros.  El Templo es único pues cada ceremonia es dirigida por cinco curanderos que te brindan una atención personalizada. El Templo también busca devolver a la comunidad Shipibo a través de la ONG Chaikuni Institute. El Templo cuenta con cómodos alrededores y realiza ceremonias con la tradición en mente. Muy recomendado tanto para los principiantes como los que buscan un trabajo más profundo.